¿Qué es la energía solar fotovoltaica?

Teniendo en cuenta todas las alternativas como fuente de energía eléctrica, conocer cuál es la más útil, te ayudará a tomar la mejor decisión de acuerdo a lo que tú necesites. Una de las que más destaca es sin duda el sistema fotovoltaico. La razón de que sea una de las mejores es que ofrece alto rendimiento, además de varios beneficios que seguro te interesaran. De hecho, las ventajas que tienen sobre otros sistemas, es lo que hace que más personas estén eligiéndolo, incluso para instalar en sus viviendas.

Antes de elegir este sistema debes saber de qué se trata, como funciona y cuál es la forma para instalarlo correctamente. Sin mencionar conocer el precio de la inversión de los equipos puede hacerte considerar su instalación. Claro, también hay que considerar las ventajas que harán que sea tu mejor opción para obtener energía eléctrica renovable.

¿Qué es la energía solar fotovoltaica y para qué sirve?

Este tipo de energía es mejor conocida como energía solar, aunque su nombre real es energía fotovoltaica. Se trata de una de las mejores opciones que tendrás cómo fuente de energía renovable. Esta se caracteriza por ser bastante útil en zonas aisladas, donde no es posible obtener electricidad a través del sistema convencional. De manera que se aprovecha al máximo el recurso del sol para obtener energía.

Para lograr que tu inmueble tenga electricidad sostenible, el sistema fotovoltaico obtiene la energía, es decir, la radiación térmica y lumínica y la transforma en electricidad. entonces, se utiliza la energía solar para encender todo tipo de aparatos electrodomésticos, pero también maquinaria pesada. Es por eso que es útil tanto en hogares como en empresas, comunidades de vecinos, fincas y más.

Componentes de una instalación de energía solar fotovoltaica

Como cualquier sistema que nos ofrece energía, el fotovoltaico se compone de varios elementos que permiten el funcionamiento correcto del sistema. Aunque en algunos casos, puedes prescindir de algunos de ellos, para una mejor efectividad y ahorro de consumo eléctrico, te recomendamos abastecerte con cada uno de estos elementos. El especialista en sistema fotovoltaico te ayudará a elegir los componentes de acuerdo a tu necesidad y capacidad de inversión.

Paneles o celdas solares

Este es el componente principal de un sistema fotovoltaico. Por cuanto, es de carácter obligatorio para que este sistema funcione. También son conocidos como células solares; estas se encargan de obtener la energía del sol y transformarla en el sistema hasta que se convierta en la electricidad que todos conocemos.

Inversores

Para poder transformar esa energía solar que es de flujo continuo, pero se necesita como flujo alterno, necesitas de los inversores. Gracias a estos es que la energía se puede almacenar en las baterías o bien, va directamente a la red de consumo. Este componente es imperativo en la instalación de sistema fotovoltaico.

Baterías

Como cualquier batería normal, estas se encargan de almacenar energía, en este caso la que es generada y distribuida por los inversores. Sin embargo, cuando se usan las baterías, estas permiten almacenar estas para cuando no sean propicias las condiciones climáticas para obtener energía directamente a la red de consumo.

Lo cierto es que las baterías no son un elemento indispensable en el sistema. Esto quiere decir que puede funcionar perfectamente sin ellas. Sin embargo, en días nublados, no tendrás suficiente fuente de energía para recargar el sistema y emitir la electricidad. Es allí donde entra la labor de las baterías. Puedes elegir las baterías estacionarias o las de bajo consumo.

Las baterías estacionarias se usan para alto consumo o bien frecuente, por lo que son perfectas cuando el usuario desea obtener electricidad de solo esta fuente. No obstante, hay que considerar que el costo de estas es más elevado, aunque tienen mayor durabilidad.

Mientras tanto, las baterías de bajo consumo tienen un funcionamiento más simple, así que se usan en inmuebles donde el consumo no sea tan alto. Para elegir una batería de bajo consumo, necesitas de la ayuda de un profesional pues hay varios grupos en el mercado, y una variedad de opciones que no todas encajarán en tus ideales de sistema fotovoltaico.

Reguladores de carga

Estos son dispositivos que se instalan entre los paneles solares y las baterías para controlar la energía que va fluyendo entre una y otra. Aunque algunos consideran que no es tan importante tener un regulador de carga, lo cierto es que es muy necesario pues influye en la vida útil que tendrán las baterías. Recuerda que una de las desventajas es que la fabricación de las baterías supone contaminación para el medioambiente, además que no se descomponen nada rápido.

Otros componentes del sistema fotovoltaico

Los mencionados anteriormente, no son todos los componentes que tendrás que comprar para instalar el sistema fotovoltaico. Aunque si representan el equipo principal, hay otros elementos que necesitarás para optimizar el funcionamiento de la energía solar como, por ejemplo: Optimizador de potencia, Cableado, Soportes, y más.

¿Cuánto cuesta el sistema fotovoltaico?

Este aspecto es uno de los más importantes a tener en cuenta antes de elegir este sistema como fuente de energía eléctrica. Y es que el precio de los equipos resulta más costoso que el que te garantiza otro sistema. Además, los costos varían de acuerdo a lo que se necesita abastecer, así como la frecuencia con la que se usará el sistema. No es lo mismo instalar un sistema fotovoltaico en una vivienda que en una fábrica. Tampoco será lo mismo si el inmueble se encuentra en la ciudad que si se encontrara en el campo.

La marca de los equipos también afecta el valor de los mismos, pero ya eso dependerá de lo que quiere el usuario. Y es que también hay que considerar que un sistema de energía solar para un hogar no cuesta lo mismo que para una empresa, pues todo depende del consumo.

Por ejemplo, la instalación en una vivienda residencial puede ir desde los 4.500 hasta los 20.000 euros. Mientras tanto, el que se instala en una comunidad de vecinos o una compañía superará el valor de los 70.000, pudiendo llegar hasta los 300.000 euros. Claro está, el precio varía de acuerdo a varios factores. Así que te recomendamos pedir presupuesto con un profesional de confianza.

También te puede interesar

proyecto de ejecuciOn
Blog

PROYECTO DE EJECUCIÓN

Se define como proyecto de ejecución a la fase de desarrollo y definición del proyecto arquitectónico de una obra. De manera que se presenta información

Leer Más >>