Cargas Muertas en Edificios

Para calcular cargas muertas en edificios, es necesario recurrir a profesionales con experiencia o a un estudio de Ingeniería como Incober S.L. Esto permitirá que la edificación tenga una estructura firme, bien fundamentada. Pero primero debemos conocer que son las cargas muertas, cuantos tipos hay y cómo se calculan.

¿Qué son las cargas muertas de un edificio?

Antes de establecer un concepto de carga muerta, primero debemos considerar que es peso. Este es la fuerza con la que un objeto es atraído a la tierra a razón de la gravedad. Este principio es básico, y se debe tener en cuenta a la hora de hacer cálculos en una estructura de construcción.

Esto es gran importancia pues no se debe considerar el peso del edificio sino también de los objetos, materiales y personas que se alojarán en este. Por lo que se necesita establecer una buena resistencia para la construcción.

Ahora bien, para analizar bien la resistencia de las estructuras, hay que considerar el peso del edificio, pero también de todo lo que este alojara. Este último peso es lo que se conoce como cargas, mismas que se expresan en unidad de peso por longitud, o bien en unidad de peso por superficie unitaria.

Por otra parte, las cargas que recaen sobre los elementos son miembros estructurales del edificio. Tales miembros son construidos con un tipo de material y una forma volumétrica determinada. Esto a razón de que cada uno ejerce un esfuerzo dentro del comportamiento del edificio según la aplicación de las cargas.

Tipos de cargas muertas en edificios

Dentro de un edificio, se encuentran dos tipos de cargas estructurales: las cargas vivas y las cargas muertas.

En el caso de las cargas vivas, estas son aquellas que no se tienen un conocimiento exacto de la posición, el tamaño y la cantidad. Por cuanto, se realiza una estimación estadística que ayuda a prever el impacto de estas sobre la estructura. Entonces, serán cargas vivas como, por ejemplo, las personas, la nieve o el viento.

Ahora bien, a cargas muertas se refiere al peso de los elementos que se encuentran inmóviles, fijos y adosados, mismos que son soportados por la estructura. Entonces, se consideran cargas muertas a las puertas, ventanas o divisiones. Vale mencionar que se considera carga muerta al propio peso de la estructura también se considera una carga muerta. La razón es que estos también deben soportar su incidencia.

Si se construye un edificio con suficiente resistencia para soportar todo tipo de carga, incluso la suya, entonces se garantiza que este tendrá una vida mucho más larga. Por supuesto, también hay que considerar el mantenimiento que necesita la estructura como carga muerta.

Características de las cargas muertas

La principal característica de una carga muerta es su peso. Sin embargo, podemos determinar las cargas muertas de un edificio, teniendo en cuenta los siguientes aspectos:

  • Son cargas permanentes, es decir que, actúan en todo el proceso que el edificio se mantenga en funcionamiento.
  • Son fuerzas verticales, por cuanto, su peso se dirige hacia debajo de forma vertical.
  • Las cargas muertas tienen una magnitud constante.
  • El valor de las cargas muertas se determina con exactitud al conocer la dimensión de la estructura, así como las propiedades de cada material. Así que se tiene en cuenta el peso y la densidad de los objetos. Vale mencionar que existe una tabulación que indica la información de cada material.

Ejemplos de cargas muertas de un edificio

Teniendo en cuenta las características de las cargas muertas de un edificio, algunos ejemplos son:

  • Pavimento.
  • Paredes.
  • Muros
  • Frisos.
  • Rellenos.
  • Losas.
  • Tabiques.
  • Plomería e instalaciones de gas y sistemas sanitarios.
  • Empuje estático de tierras y aguas.

Cálculo de las cargas muertas de un edificio

Teniendo en cuenta que las cargas se definen según el peso de los objetos que se encuentran dentro del edificio, entonces la estimación depende de la cantidad de estos. Por eso, se requiere de toda información que se pueda recopilar sobre los materiales que se utilizarán en el proyecto de obra. Es por eso que, la experiencia de un calculista es fundamental para poder obtener los resultados, lo más exactos posibles.

Por lo general, antes de iniciar el proyecto se hace una estimación previa. Esta con el tiempo se va a modificar de acuerdo a cambios y revisiones que tenga el proyecto. Por eso, es necesario que el ingeniero calculista tenga toda la información sobre los materiales. De esa forma, dichas modificaciones se podrán reducir al máximo.

El ingeniero de hacer el cálculo, teniendo como referencia la norma tanto regional como nacional sobre la construcción. Y es que, según la normativa, se le asigna un peso a cada material. Y en caso contrario, entonces seguir las fichas técnicas de homologación en cada caso.

Para tener una idea del cálculo de las cargas muertas, aquí te damos algunos ejemplos. Vale mencionar que el cálculo está basado según el material que es predominante en las construcciones. De manera que el cálculo se hace de la siguiente manera:

  • Madera: 1.9 – 2.4 kN/m2.
  • Concreto reforzado. 5.3 – 6.2 kN/m2.

Las unidades de carga se calculan por fuerza de área. Este sistema internacional se expresa en Newton (N), a diferencia del sistema británico que se expresa en libra o libre/fuerza. en tanto, un 1Kn es lo mismo que 1.000N.

Ahora bien, la carga muerta total se obtiene de sumar los pesos individuales de los elementos de la construcción. usando la tabla de densidades y pesos, el profesional calcula la carga muerta de la estructura de acuerdo a las dimensiones. Pero, si la estructura es una viga, entonces se multiplica el peso del material por el área de la sección de forma transversal.

Ejemplos de cálculo de cargas muertas de un edificio

Poniendo como ejemplo una superficie en forma de T, se calcula la carga muerta multiplicando el peso por el área transversal. Vale mencionar que esta carga se expresa en fuerza por unidad de longitud. Sin embargo, hay que resaltar que las medidas deben expresarse en pies, por lo que, si es necesario, hay que hacer la conversión.

Como la viga tiene dos pares, entonces se deben multiplicarse el peso por cada una de las áreas, y sumar los resultados entre sí. Pero para evitar tantas complicaciones, lo mejor es contratar a un ingeniero calculista para que realice tales operaciones.

También te puede interesar

que es facility management
Blog

¿Qué es facility management?

La integración de procesos en una organización se conoce como facility management. Gracias a esta disciplina se logra asegurar y gestionar de forma óptima el

Leer Más >>