Presupuesto Legalización de instalaciones eléctricas

Haznos llegar tus necesidades y recibirás presupuesto de nuestros profesionales

Entendamos lo que significa legalizar una instalación eléctrica

La legalización de una instalación eléctrica es un procedimiento sumamente usado en España, este procedimiento generalmente se lleva a cabo cuando la construcción del inmueble es nueva y por ende necesitamos legalizar esta instalación eléctrica para lograr usarla por primera vez.

legalizar instalación eléctrica

También es habitual hacerlo cuando se cambian las condiciones de la potencia en el suministro eléctrico o simplemente cuando el servicio ha estado cortado por cualquiera de las razones pertinentes y necesitamos reactivarlo nuevamente.

La legalización de la instalación eléctrica no es más que una inspección para dejar constancia que se cumplen con los requerimientos necesarios para lograr funcionar de una manera segura y eficiente. Esta verificación para la posterior legalización puede ser realizada o llevada a cabo tanto por un ente público como por la propia empresa prestadora del servicio eléctrico.

Esta inspección es obligatoria siempre y cuando la edificación este destinada a viviendas y su consumo este por encima de los 100 kilovatios, donde hayan aparcamientos para más de 25 plazas, en todos los locales de entrada publica tales como bares, restaurantes, cines, cafeterías indiferentemente de la potencia instalada y en las piscinas con más de 10 kilovatios de potencia instalada. Claro está con una periodicidad que varía sustancialmente en cada uno de los casos antes mencionados.

Si la instalación es antigua hay un punto de inflexión que sería el año 2003, desde este año podrán hacerse legalizaciones de instalaciones eléctricas sin necesidad de reformarlas, pero si es el caso contrario y la instalación eléctrica es más antigua indudablemente deberemos de restaurarla con la normativa vigente. De todas maneras quedara a la evaluación de la inspección verificar que cantidad de reformas deberemos de realizar a nuestra instalación en caso de ser más antigua a 2003 y en donde obviamente el gasto más gigantesco seria el hecho de tener que sustituir el cableado.

Realmente necesitamos legalizar una instalación eléctrica

Generalmente esta legalización de las instalaciones eléctricas se lleva a cabo de manera obligatoria por un hecho fundamental de seguridad. Con respecto a la seguridad debemos de tener muy claro que esta siempre será mayor en una instalación eléctrica que haya sido frecuentemente inspeccionada y que además cuenta con su respectiva legalización.

También será una instalación eléctrica que nos ahorrara dinero en el aspecto económico, esto quiere decir que si todo está perfecto será una instalación eléctrica muy eficiente lo que a la larga nos ofrecerá cierto ahorro económico tanto en electricidad como en insumos eléctricos.

Finalmente en caso de llegar a ocurrir algún accidente, las empresas aseguradoras podrán eximirse de la respectiva cancelación en caso de considerar que la instalación eléctrica no contaba con las requeridas inspecciones y la legalización correspondiente. Por lo que siempre ganamos al momento de llevar a cabo de manera correcta la legalización de nuestras instalaciones eléctricas.

¿Cuándo legalizar una instalación eléctrica?

instalaciones electricas residenciales

Como ya comentamos esta legalización debemos de llevarla a cabo cuando modifiquemos nuestra instalación eléctrica, cuando adquiramos una vivienda y queramos instalar la electricidad después de mucho tiempo sin el servicio, así como cuando modifiquemos alguna de las características fundamentales de la misma. Es de hacer saber que este trámite es condición necesaria para que la empresa de suministro eléctrico logre realizar la concesión por lo que es de condición obligatoria.

Este trámite también es posible solicitarlo directamente a la administración municipal autonómica, enmarcado dentro del proceso de regularización y legalización de todas las instalaciones eléctricas.

Con respecto a las inspecciones la normativa vigente establece de manera tácita que todas las instalaciones comunes que existan en edificios destinados a viviendas y que superen una potencia de 100 kilovatios tienen la debida obligación de realizar y aprobar una inspección técnica cada periodo de 10 años. Mientras que los aparcamientos de más de 25 plazas tendrán que hacerlo cada 5 años asimismo también ocurre con los locales públicos como los bares, restaurantes y con las piscinas con más de 10 kilovatios de potencia instalada.

Quienes pueden llevar a cabo esta legalización

Hay pueden presentarse varios casos puntuales, veamos: puede ser cuando un instalador debidamente autorizado “como por ejemplo el caso de un electricista que sea profesional y que cumpla con los debidos requisitos establecidos en la normativa vigente” despacha el certificado de la instalación eléctrica siempre y cuando sea de baja tensión. Esta documentación deberá ser presentada ante la administración autonómica y ante la compañía que suministra el servicio eléctrico.

Hay casos específicos llamados especiales

proyectos electronicos

Existen ciertos casos donde es necesario llevar a cabo la legalización, como por ejemplo en los casos donde queramos elevar la potencia, cuando se lleve a cabo la unificación de suministros o cuando haya cambios de tensión que no signifiquen elevar la potencia de suministro. En todos estos tres casos anteriores la normativa es diferente y deberá ser evaluada respectivamente por el encargado de la legalización.

También es posible que la subrogación del contrato pueda exigir una nueva revisión o legalización dependiendo si el contrato tiene más de 20 años de antigüedad o no. Asimismo si el suministro ha sido dado de baja y queremos reactivarlo necesitaremos de antemano la certificación de un instalador autorizado para tales casos.

Conseguir la efectiva legalización de una instalación eléctrica

Los trámites necesarios para llevar a cabo y hacer efectiva la legalización de una instalación eléctrica los exponemos a continuación y tendremos que seguir los siguientes pasos:  

Que un instalador debidamente autorizado nos despache el correspondiente certificado de instalación. Este certificado de instalación deberemos de consignarlo junto a otros documentos a la debida administración autonómica. Finiquitado este trámite luego entregaremos todos los demás recaudos solicitados por la empresa suministradora del servicio eléctrico, luego de la respectiva revisión y del visto bueno de los documentos la empresa suministradora nos dará el alta respectiva para la instalación del servicio eléctrico en nuestro respectivo inmueble.

¿Quién lleva a cabo esta tramitación y cuál es el costo de la misma?

Aunque las normativas siempre presentan ciertas variaciones entre una comunidad autónoma y otra nuestra más sincera recomendación es que se derive toda esta tramitación en una gestoría de su confianza, esto para lograr asegurar que todos los trámites se harán debidamente y en el tiempo estipulado por la normativa vigente.

Con respecto al costo a pagar por toda esta tramitación también será un aspecto sumamente variable ya que dependerá del tamaño del inmueble y de la antigüedad de la misma instalación eléctrica. Nos atrevemos a afirmar que podríamos sugerir como precio base 150 euros, y dependiendo de las variables este costo ira en ascenso, lógicamente tendremos que tomar en cuenta que deberemos de anexarle a este costo los honorarios de la gestoría y en los arreglos o modificaciones físicas que haya que realizar a la respectiva instalación.

Documentos a consignar

Para lograr completar felizmente esta legalización de una instalación eléctrica es menester conseguir la entrega de una serie determinada de documentos necesarios.  A continuación te listamos dichos documentos necesarios.

Hacer efectiva la solicitud a una entidad reguladora y debidamente adscrita la inspección de la instalación eléctrica “necesitaremos un electricista o una empresa eléctrica con la debida homologación para llevar a cabo inspecciones a instalaciones eléctricas”.  

A este profesional o empresa deberemos de consignarle la siguiente documentación:

  • Declaración donde se exprese que la instalación no está legalizada debidamente.
  • Una copia del contrato de suministro de energía eléctrica debidamente firmada y sellada por la empresa despachadora del servicio. Si este contrato no existe se deberá de consignar un documento donde se justifique la antigüedad real de la instalación eléctrica.
  • La ultima factura eléctrica disponible.
  • La memoria técnica acerca de la instalación a legalizar.
  • El esquema familiar.

“todos estos requisitos deben ir firmados por un técnico con competencia en la materia y el contrato de mantenimiento de la instalación eléctrica a legalizar”

Con esta documentación validada se procederá la inspección de la instalación eléctrica para su posterior validación o no. Si se necesitasen algunos cambios o reformas en la instalación estos serán notificados y se establecerá un plazo prudencial para llevar a cabo las obras pertinentes. Finalmente y llegando todo a feliz término se despachara de manera oportuna un certificado de inscripción y una etiqueta de inspección periódica, con lo que efectivamente queda legalizada la instalación eléctrica.

Veamos la normativa vigente para la legalización de instalaciones eléctricas

Legalizar instalaciones eléctricas

Esta normativa es de carácter netamente estatal, está contenida en el Real Decreto 842 de fecha el 02 de agosto del año 2002 y que establece el respectivo reglamento electrónico para las instalaciones de baja tensión. Obviamente esta normativa sirve como marco jurídico a las demás normativas en los casos concretos y específicos, aunque debemos de recordar que cada empresa suministradora de energía eléctrica así como cada comunidad autonómica tienen su propia normativa específica, por lo que obviamente deberemos de conocer dichos procesos internos y secundarios para lograr una efectiva y positiva legalización de nuestra instalación eléctrica.

En fin recomendamos que por la amplísima cantidad de variables en cuanto a normativas vigentes y sus derivadas lo más concienzudo que puedes hacer es ponerte en contacto directo con expertos en la materia, estos expertos manejan a la perfección todos los requisitos y trámites necesarios y mantienen un conocimiento profundo de las leyes que rigen la materia.

Casos especiales referentes a la normativa vigente

En base a que las comunidades autónomas tienen bajo su responsabilidad tanto la fijación como el desarrollo y posterior cumplimiento de la norma marco de carácter estatal, algunas de estas comunidades han optado por aplicar un numero de medidas personalísimas que pueden en gran medida comprometer la uniformidad de todos estos procesos, en pocas palabras han variado tanto la norma que las diferencias podrían ser abismales entre una comunidad autónoma y otra.

Como ejemplo podríamos citar que hay varias comunidades autónomas que permiten por ley que la legalización de una instalación eléctrica se lleve a cabo según la normativa vigente de cuando se llevó a cabo la construcción de dicha instalación eléctrica y no con la normativa actual que es sumamente exigente, cosa claro está que se ve una reducción increíble en los costos, ya que no tendrán que ser reformadas para lograr cumplir con la normativa vigente.

Esto quiere decir que la legalización podría llevarse a cabo sin la necesidad de efectuar grandes reformas en la construcción de la misma, claro está la responsabilidad recaería sobre el técnico o empresa técnica encargada de la inspección de dicha instalación eléctrica. Ya que si necesitamos  la inspección técnica de la instalación a legalizar y el esquema familiar.

Cumpliendo con la normativa vigente

Tenemos que tener claro que el solo hecho de llevar  a cabo la legalización eléctrica conlleva al cumplimiento completo de la normativa vigente. Lo que seguramente nos eximirá de responsabilidades ante una eventualidad de algún accidente fortuito o no con relación a las empresas aseguradoras. Esto quiere decir en pocas palabras que si tenemos al día la legalización de nuestra instalación eléctrica a la aseguradora le tocara pagar de una u otra manera.

De allí radica la importancia de lograr estar al día con este importantísimo requerimiento como lo es la legalización de las instalaciones eléctricas.

Preguntas frecuentes sobre la legalización de una instalación eléctrica

¿Por qué lo necesito?

Para lograr una efectiva seguridad en nuestras instalaciones y conseguir tanto una respuesta positiva de las aseguradoras en caso de algún desafortunado accidente y para ahorrar sustancialmente en nuestro costo energético. Además recordemos que están en juego vidas humanas que son de incalculable valor.

¿Dónde tramitarlo?

Ante la consejería de industria y energía correspondiente a nuestro domicilio, deberemos de consignar una serie de documentos antes mencionados y lo más recomendable es buscar la ayuda de un gestor experto en estos temas.

¿Quién lo hace?

Están habilitados los profesionales o técnicos electricistas que estén avalados para llevarla a cabo así como las mismas empresas eléctricas de suministro eléctrico. Finalmente el titular del suministro deberá solicitarlo personalmente ante la compañía de suministro eléctrico. Recordemos que esta legalización es un paso imprescindible para solicitar el servicio de suministro eléctrico.

Precios

Los precios son sumamente variables pero podríamos colocar como base los 150 euros en caso de no tener que realizar modificación de nuestra red eléctrica y a este precio deberemos de adicionarle lo cobrado por la oficina gestora.

¿Tengo aun dudas, que debo hacer?

Nada más fácil que comunicarte con nosotros y con gusto atenderemos todas tus inquietudes y dudas respecto a tu caso específico y personal. Donde haremos una revisión exhaustiva de tú caso para lograr planificar la mejor estrategia para conseguir la legalización de la manera más rápida, económica y sencilla posible.

Ir arriba