Mantenimiento de instalaciones fotovoltaicas

Para el perfecto funcionamiento, todo sistema fotovoltaico requiere de un proceso de mantenimiento. Lo bueno es que este no tiene que ser tan constante como en otros tipos de instalación. Aun así, antes de hacer dicha instalación es importante que conozcas en que consiste el mantenimiento de instalaciones fotovoltaica, y cada cuanto tiempo hay que realizarlo. 

El uso constante, y el deterioro natural de los equipos sin un buen mantenimiento llevará a que la vida útil de este sistema no sea tan larga como esperaríamos. De hecho, en algunas ocasiones tendremos que realizar un cambio de partes para garantizar la eficiencia del sistema. Aunado a esto, hay otros factores que hay que tener en cuenta a la hora de hacer mantenimiento a una instalación fotovoltaica.

¿En qué consiste un mantenimiento de instalación fotovoltaica?

Se conocen como instalaciones fotovoltaicas al sistema de abastecimiento eléctrico que se alimenta de la radiación solar. Una de las ventajas de este tipo de instalación es que no requiere de tanto mantenimiento como otras. Aun así, si hay ciertas atenciones que se deben brindar a los equipos para que este tenga una vida más larga, pero también para garantizar que el funcionamiento sea el más óptimo.

No importa si se usan placas solares aisladas o conectadas a una red de consumo, estas requieren de un mantenimiento profesional. De esa forma, estos equipos podrán soportar las condiciones extremas de la intemperie, sin verse afectadas negativamente. Vale mencionar que los componentes que se ven más expuestos a esta situación son las celdas solares y las baterías.

Es imperativo revisar cada una de las partes que componen el sistema fotovoltaico. De esa forma, se descartarán anomalías y podrás comprobar si está funcionando de forma correcta toda la instalación.

Tipos de mantenimiento para una instalación fotovoltaica

Para tener un sistema eléctrico fotovoltaico hay que considerar los tipos de mantenimiento que debes hacerle. De esa forma, la instalación solar será funcional para tener electricidad todo el día. ¿Cuál es el mejor mantenimiento? Realmente depende de las necesidades que tenga el sistema.

Mantenimiento preventivo

Este tipo de mantenimiento es muy sencillo, y de hecho lo lleva a cabo el propietario de la vivienda. Lo mejor es que es tan simple que no se requiere de asistencia profesional para poder realizarlo.

Las tareas de mantenimiento del sistema fotovoltaico incluyen mantenimiento de paneles solares. Esto quiere decir que tendrás que limpiar y retirar la suciedad que se acumula a los alrededores y por encima de las celdas que bien puede ser polvo, excremento de aves, hojas de árboles y más. Cabe resaltar que hay que tener mucho cuidado a la hora de realizar esta limpieza pues pudieras causar daño a los paneles si lo haces bruscamente.

Además, el mantenimiento también incluye un análisis visual. Para eso, deberás revisar si no hay una celda rota o dañada. Lo mismo tendrás que hacer con las baterías, los inversores, y la estructura sobre la que están puestas las celdas solares.

Mantenimiento no preventivo

Este tipo de preventivo si debe ser realizado por un profesional, esto a razón de que los instaladores saben hasta donde pueden llegar en la limpieza del sistema. Vale mencionar que este incluye revisión a profundidad del panel solar y chequeo del funcionamiento de los componentes.

El objetivo de este tipo de mantenimiento es que se pueden detectar fallas en el sistema. Por ejemplo, si hay degradación o daños de los componentes del equipo solar.

Frecuencia del mantenimiento de paneles solares

Con el fin de garantizar un buen funcionamiento del sistema fotovoltaico, hay que conocer la frecuencia con la que hay que realizar el mantenimiento. Al ser conscientes de esta información, sabremos cuándo es necesario hacer una revisión profesional, y cuando es hora de hacer cambios de componentes del equipo.

Ahora bien, hay que señalar que el tiempo entre un mantenimiento y otro puede variar, y que este dependerá del estado del equipo. Por ejemplo, si se respeta el mantenimiento preventivo, puede que pase hasta un mes hasta la próxima limpieza. Claro está, esto también depende del entorno en donde está instalado el sistema fotovoltaico.

Por otro lado, el mantenimiento no preventivo incluye más variaciones. Si el mantenimiento preventivo se realiza de forma correcta, es decir, que se realice la revisión de los componentes, puede que pase mucho tiempo para que tenga que aplicarse el mantenimiento profesional. La variación del tiempo también depende del componente que se está revisando; por ejemplo:

  • Revisión de las celdas solares una vez al año.
  • El mantenimiento de la distribución se realiza cada cinco años.
  • Revisar de instalación eléctrica tiene que realizarse cada cinco años.
  • La revisión de la puesta a tierra se hace cada dos años.
  • Chequear la caída de tensión por lo menos una vez al año.

Cabe mencionar que las revisiones no necesariamente implican reemplazo de piezas y componentes. De hecho, una de las ventajas de este sistema es que el propietario no gasta tanto dinero en mantenimiento pues los equipos tienen una vida útil bastante larga.

Ahora bien, lo que si tiene importancia es que se compruebe el funcionamiento normal del aparato. De lo contrario, pudiera desencadenarse fallas en el sistema que traen como consecuencia la disminución del rendimiento o incluso, el daño total del equipo.

¿Puedo hacer el mantenimiento del sistema fotovoltaico yo mismo?

Lo que debes saber es que el sistema fotovoltaico es muy complejo, y aunque algunos tipos de revisión son sencillas, lo mejor es dejar que un profesional realice el equipo y detecte cualquier falla. Estos expertos están completamente preparados para identificar problemas y fallas que pueden solucionarse de forma rápida y segura.

Si instalas un sistema fotovoltaico debes tomar la buena decisión de hacer un mantenimiento frecuente, pero sobre todo acudir a profesionales confiables que realicen las revisiones complejas. Este experto te orientará sobre cómo hacer el mantenimiento por cuenta propia, limpiar las celdas y hacer revisiones simples de forma frecuente para alargar el mantenimiento no preventivo y evitar las posibles fallas que resten el tiempo de la vida del equipo fotovoltaico.

También te puede interesar

proyecto de ejecuciOn
Blog

PROYECTO DE EJECUCIÓN

Se define como proyecto de ejecución a la fase de desarrollo y definición del proyecto arquitectónico de una obra. De manera que se presenta información

Leer Más >>